Pack de cirugía láser verde con precio cerrado. Infórmese sin compromiso en el  968800600 Pack de cirugía láser verde con precio cerrado. Infórmese sin compromiso en el 968800600
Nuestra experiencia con más de 70 casos demuestra el verdadero potencial de esta técnica frente a la cirugía clásica.

La HBP es una enfermedad benigna de la próstata caracterizada por el crecimiento de la misma, que produce una obstrucción al orinar, impidiendo que la vejiga se vacíe por completo. Distinguimos dos tipos de síntomas:

  • Síntomas de llenado (irritativos): aparecen durante el llenado de la vejiga e incluyen urgencia, incontinencia y frecuencia miccional.
  • Síntomas de vaciado (obstructivos): aparecen durante la micción. El paciente refiere dificultad y retraso para empezar a orinar, chorro fino, sensación de vaciado incompleto y, en casos extremos, retención aguda de orina.

Es importante acudir al Urólogo si notamos alguno de estos síntomas. En consulta, se realiza una valoración clínica, ecografía para medir la próstata y una flujometría para determinar el grado de afectación funcional.

Tratamiento Médico

Si los síntomas son leves, iniciamos tratamiento farmacológico e indicamos al paciente medidas básicas de higiene miccional. Cuando estas medidas fracasan proponemos tratamiento quirúrgico.

Cirugía de próstata

Existen múltiples opciones quirúrgicas para el tratamiento de la HBP. Tradicionalmente, el tipo de tratamiento seleccionado dependía del tamaño prostático y el estado general del paciente. Si la próstata pesaba más de 60 gramos, se realizaba una prostatectomía abierta, mediante anestesia general e incisión abdominal. El paciente debía permanecer ingresado varios días, requería con frecuencia transfusión de sangre, mantener la sonda vesical un mínimo de 5 días y el riesgo de incontinencia e impotencia era elevado. Además, pacientes con alto riesgo quirúrgico y en tratamiento anticoagulante eran rechazados para cirugía, condenándolos a una sonda de forma permanente.

En próstatas menores de 60 gramos se realiza una resección, a través de la uretra, mediante corte eléctrico, fragmentando la próstata en pequeños trozos que se aspiran a través de la vaina de resección. Esta técnica, a pesar de ser menos agresiva que la anterior también produce sangrado, una estancia hospitalaria de varios días, riesgo de impotencia e incontinencia, y mantener la sonda un mínimo de 5 días.

Láser Verde

La fotovaporización prostática con láser verde se desarrolló con el fin de tratar a aquellos pacientes con alto riesgo quirúrgico que habían sido desechados para la cirugía tradicional, e incluso aquéllos que presentaban un mayor riesgo de sangrado por encontrarse en tratamiento antiagregante o anticoagulante. La evolución de la técnica ha permitido abordar todo tipo de próstatas hasta 120 gramos, gracias a que contamos con la fibra MOXY 180 W de última generación.

El calor que emite el láser sobre el tejido prostático produce una vaporización del mismo sin herida ni sangrado. La intervención quirúrgica se lleva a cabo mediante anestesia epidural, la sonda se retira antes de las 24h y el paciente se va de alta orinando espontáneamente. El riesgo de incontinencia e impotencia con esta técnica está por debajo del 1%, lo que la convierte en una técnica segura y eficaz.

Comparación láser verde / cirugía convencional
Cirugía abierta
RTU
Láser Verde
Estancia hospitalaria

3-5 días

3 días 12-24 horas
Tiempo de sonda

5-7 días

5 días

 <24 horas

Sangrado y transfusión

frecuente

frecuente

ausencia

Incontinencia/Impotencia
5-20% 5-10%

<1%

Leave a Comment